viernes, enero 23, 2015

La ultima foto...

Hoy voy a contarles un historia
sobre un amigo que partió,
aunque al leerla pueda parecerles un poco tonta.


Esta es la ultima y única foto que le tome (para un proyecto que estoy haciendo).
Pero con el tome muchisimas fotos...


Y si... estoy hablando de mi querido celular.
Dirán ustedes que es una tontería hablar así de un objeto,
pero es que yo le tome cariño...

¡Claro que se que es un objeto!
pero era un objeto especial...

Mi celular de marca "Blu",
no seria el mas caro, el mas fino o el mejor,
pero me servía muy bien.
Desde el primer día que lo compré estaba muy emocionada,
¿Porque?
bueno, era mi primer smartphone.
No se burlen, es cierto.
Me costo mucho esfuerzo, trabajo y ahorros comprarlo
(porque sí, no soy de las afortunadas que pueden tener cualquier cosa que quieran cuando quieran),
y cuando lo tuve en mis manos (como todo lo que te cuesta esfuerzo) me pareció perfecto.

Funcionaba muy bien aunque de vez en cuando daba algún problemilla,
también tenia sus mañas...
Jugando un juego en el, encontré un personaje que simulaba
a los smartphone era una chica muy bonita,
y luego recuerdo pensar que Blu debía de ser hombre,
e inspirada por eso le dibujé una versión anime x3 ...

 
La ultima foto que tomé con el fue curiosamente un espacio oscuro...
ocurrió porque estando esperando a que me recogieran para irme
temprano en la mañana estaba tomando fotos (para no aburrirme),
y entonces sonó el timbre, al salir corriendo se tomo esa ultima foto.

Ese día era un día ajetreado, tenia que ir y venir,
contestar llamadas y llamar...
lo ultimo que recuerdo es sentir la seguridad de que estaría en mi bolso...
¡pero al revisar!
¡no estaba!
mi amigo, mi compañero, el que tanto me había costado obtener...
¡no estaba!

Sentí angustia, desesperación, lo busque por todas partes...
marque mi número, pero como era de esperarse...
lo habían robado, le habían apagado o quitado la sim.
Ya no había nada que hacer.

Sentí rabia y no lo entendía.
Era consiente de que no era el mejor celular del mundo,
y nadie lo apreciaría mejor que yo.
Además, podía bloquearlo.
¿Porque alguien querría hacer tanto mal?
¿Solo por el placer de hacerlo?
... Eso solo me causa asco.

Bueno, de todas maneras hice todo lo posible...
lastimablemente el GPS estaba apagado...
solo podía reportarlo, bloquearlo, y activar toda la seguridad que tenia...

Adiós celular, adiós mi querido Blu. 

0 comentarios:

Publicar un comentario