Oso de peluche - Historia

OSO DE PELUCHE, 1902, Estados Unidos


A pesar de la popularidad actual de los osos de peluche, en los países anglosajones todavía reciben el nombre de Teddy, en recuerdo del que fue vigesimosexto presidente de Estados Unidos.

 

En el año 1902, un número del Washington Star publicó un dibujo de Clifford Berryman en el que aparecía el presidente Theodore Roosevelt, fusil en mano, dando la espalda a un osezno. El pie rezaba: “Trazando la frontera en Mississippi”. Se hacía referencia a un viaje que Roosevelt había emprendido hacia el Sur con la esperanza de resolver un contencioso fronterizo entre Lousiana y Mississippi.  Para entretenerse durante ese viaje, Roosevelt organizó una expedición cinegética patrocinada por sus anfitriones sureños. Con el deseo de que el presidente regresara a su casa con un trofeo, aquéllos capturaron un oso muy joven para que él lo matara, pero Rossevelt se negó a disparar. El dibujo de Berryman, alusivo a este incidente, obtuvo una publicidad nacional, e inspiró a un vendedor de juguetes, inmigrante ruso y llamado Morris Michton, para fabricar un oso de felpa. Michton colocó el oso y el dibujo en el escaparate de su tienda, y aunque su intención se limitaba a llamar la atención de los transeúntes, el oso atrajo a una multitud de compradores. Michton empezó entonces a fabricar esos muñecos con botones como ojos y con el nombre de “Teddy's Bear”, y en el año 1903 constituyó la Ideal Toy Company.


La paternidad norteamericana del oso de peluche está bien documentada, pero lo cierto es que Margaret Steiff, una fabricante alemana de juguetes, también empezó a producir osos de felpa, poco después de Morris Michton. Steiff, que en la época era propietaria ya de una próspera fábrica, aseguró mientras vivió que ella había creado el oso de felpa. Margaret Steiff, cuyo nombre llegaría a ser muy respetado en la industria de los juguetes de felpa, era una víctima de la poliomelitis, condenada de por vida a la silla de ruedas. En el año 1880, en su país natal empezó a coser a mano animales de fieltro. Como explican los fabricantes alemanes de juguetes, poco después de aparecer el famoso dibujo de Clifford Berryman, un visitante americano de la fábrica Steiff enseño la ilustración a Margaret y le sugirió que creara un oso de felpa similar al del dibujo. Así lo hizo ella, y cuando los osos hicieron su aparición en la feria de Leipzig de 1904, su empresa se vio colmada de pedidos. Todo parece indicar que el oso de felpa fue una creación independiente norteamericana y alemana, y que el osezno americano llegó al mundo de la juguetería con un año de anticipación.

El oso de peluche se convirtió en el juguete más popular de la época. Durante la primera década del presente siglo, los fabricantes europeos y americanos produjeron una amplia gama de osos de felpa, con precios muy diversos, y equipados con diversas prendas de vestir, tales como suéteres, chaquetas y abrigos. Durante algún tiempo, las muñecas llegaron a parecer anticuadas.


Del libro "Las cosas nuestras de cada dís" de Charles Panati


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada